¿En qué momento acreditar el certificado energético?

¿Estás alquilando tu vivienda, pero quieres buscar a otro inquilino? O ¿deseas venderla? Si has sentido que alguno de  ambos casos es el tuyo, entonces es tiempo de que compruebes tus documentos de propiedad y si posees un certificado energético que esté vigencia.

¿Por qué? Ten en cuenta que sin él, te resultará imposible llevar a cabo cualquiera de las dos acciones, al menos que desees obtener sanciones o multas que alcancen los 6 mil euros, si es un caso muy grave.

¿Cuándo es necesario tal documento?

Los supuestos enumerados son más comunes, en los cuales necesitarás (como propietario) el acreditar que haya una certificación energética, no obstante, las normas delimitan con mayor exactitud cuáles son los casos en los que el certificado de energía eficiente es de carácter obligatorio.

Cabe destacar, que en Real Decreto del 2013 para la certificación energética eficiente  en los edificios, se establece que, tal documento no puede ser prescindible en el caso de un alquiler o venta de un edificio o en su defecto las partes del mismo, tales como apartamentos, pisos o locales.

Aunque no se necesita este documento si la propiedad que se desea vender o alquilar cuenta con lo siguiente:

  • Se encuentra ubicada en un área aislada y en una superficie útil menor a los 50 m2.
  • Cuando el alquiler del espacio sea máximo para cuatro meses de alquiler por el año.
  • Si se está comprando para que se someta a una reforma en su pero o para la demolición.
  • Y si es un edificio industrial que se definirá para talleres o a la actividad que antes se desarrollaba en él.

¿Cuándo se acredita el certificado energético?

Si la vivienda a vender o alquilar es una de las que entra en el grupo de las que necesita de un certificado energético, el momento en el que tendrás que realizar la compraventa o arrendamiento y deberás acreditar la posesión del documento será, cuando vayas a la inmobiliaria a vender o alquilar la propiedad.

Y por supuesto, siempre que coloques un anuncio sobre la oferta. Además, por la ley deberás colocar la etiqueta de eficiencia energética.

Asimismo, éste es otorgado al propietario del inmueble al momento del registro del certificado, a la vez, que se deberá incluir dentro del contrato de compraventa y ser entregado al nuevo dueño de la vivienda.

Ahora, si el contrato es por alquiler, es de carácter obligatorio, que el inquilino obtenga una copia de este documento.

Ya has conocido el momento en que se debe acreditar el certificado energético, ¿aún no lo tienes? Entonces empieza a hacer este proceso y mantente al día con los documentos que corresponden a tu propiedad.